El líder transformacional ¿Eres uno de ellos?

Steve Jobs, Elon Musk o Henry Ford son personalidades históricas que seguro conoces, hombres que han marcado un antes y un después en el tiempo ¿sabes que tenían en común? Todos ellos se ajustan al perfil del líder transformacional. 

Hasta hace poco el jefe era un figura impositiva a la cual había que obedecer pasase lo que pasase y objetar su criterio podía llevar a serios problemas cuando no al despido, incluso hoy día en algunos países principalmente asiáticos, como Japón, aún sigue siendo así. Ese paradigma ha cambiado, en pro de la productividad y el crecimiento, en la actualidad pudiendo encontrar diversos estilos de liderazgo entre los que se encuentra el transformacional.

¿Cómo es un líder transformacional?

Como decimos podemos toparnos con distintos estilos a la hora de gestionar una empresa o grupo humano a nuestro cargo, ellos pueden ser el democrático, transaccional o laissez faire entre otros. El líder transformacional es uno de los más indicados para estas lides, tal como indica el nombre el líder o cabeza trata de sacar el máximo rendimiento a los trabajadores pero desde un prisma bien distinto a lo que se ha venido viendo a lo largo del tiempo.

Para ser un líder transformacional has de detectar los puntos fuertes de los subordinados y motivarlos para que los desarrollen más, ha de ser capaz de ver más allá incluso que ellos mismos. Es necesario que cuentes con una gran inteligencia emocional si quieres conectar de esta manera. El desarrollo de la empatía y gestión de las emociones es vital.

A través de la empatía podrás como decimos, conectar con el individuo y darás tu feedback a través del trato individual así en caso de tener que destacar algo negativo no se correrá el riesgo de que el trabajador pueda sentirse mal de cara al resto. Por otro lado destacar los puntos positivos es crucial para motivar a los subordinados y observen al líder como una figura cercana pero inspiradora de quien aceptar órdenes y consejos de buen agrado y fé, no escatimes en reconocimiento a los miembros del equipo si han hecho un buen trabajo.

líder transformacional

¿Cuándo es efectivo el liderazgo transformacional?

Es bueno tener un buen enfoque a la hora dirigir una empresa o equipo sabiendo discernir sobre qué estrategia es la más adecuada tomar. En este caso si nos encontramos con una empresa joven y miembros que no llevan demasiado tiempo en ella es sin duda la mejor opción que se puede tomar. Con ello conseguirás aumentar la autoestima del conjunto así como su compromiso, de manera que se logre estar prevenidos para periodos complicados donde las prisas están a la orden del día.

Si has decidido elegir este enfoque tienes que tener en cuenta que puede haber otras estrategias que se adapten mejor al entorno, es muy importante que antes de elegir hagas un estudio pormenorizado de la situación de tu proyecto, trabajadores y/o empresa. Tienes que estar comprometido y debes reflejarlo, no sólo a través del trato directo si no también a través de capacitaciones o charlas a solas interesándose por el individuo. Con esto último podrás conseguir que el trabajador no se sienta un número más en la empresa.

Ejemplo de una situación donde aparece un líder transformacional.

Imaginemos que tenemos dos personas a nuestro cargo, Antonio y Berta, nos enfrentamos a un caso terriblemente complicado, estoy seguro que todos hemos pasado por esta situación. El tiempo apremia y los agobios empiezan a surgir, ves que Antonio pasa mucho tiempo delante de la pantalla del ordenador pero cabizbajo, en anteriores ocasiones ha sido capaz de encontrar un hilo desde el que poder tirar pero a la vez es ansioso y la situación le está superando.

Un líder autoritario o clásico le daría una reprimenda delante de los compañeros, un absoluto error pues sólo agravaría la situación ¿Que deberíamos hacer con nuestro trabajador? Muy sencillo, lo primero sería llamarlo para reunirnos a solas con él, con un tono amable, tranquilo y preguntarle cómo se siente, que tal la familia etc. Es decir, sacarlo mentalmente del despacho. Luego le pediremos que se sincere acerca de cómo se encuentra con el caso actual y su perspectiva. Una vez Antonio se abra con nosotros le pediremos que nos comente si cree que puede haber una estrategia a seguir que no hayamos contemplado. Ya hemos conseguido que se abra, que se sienta arropado y que note como su opinión es de importancia.

El siguiente paso será recordarle sus logros, aquella vez que hizo algo que nos sorprendió para bien o salvó un caso, es decir darle respaldo, y hacerle saber que tenemos plena confianza en él y seguridad de que logrará la tarea que se le ha encomendado. Tenemos que romper su bloqueo y para ello también podemos aludir a la visión de la empresa, porque hacemos lo que hacemos (El “I have a dream” de Martin Luther King, es el mejor ejemplo de esto).

Conclusión

Como has visto el liderazgo transformacional requiere de paciencia y mucha psicología, no es apto para todo el mundo ni todas las situaciones. Por otro lado, si crees que se adapta bien a tu personalidad y momento empresarial trata de probarlo y verás grandes avances en tu equipo así como las sinergias que hay se van multiplicando.

Tener una estrategia bien definida es crucial para la proyección de la empresa en el futuro. Además al asentar unas bases rendirán grandes frutos a lo largo del tiempo. El mercado tiende a panoramas donde las estructuras y pericia empresarial son cada vez más metódicas. Tan sólo hay ver como las grandes multinacionales actuales tienen CEOs con una personalidad muy marcada y unas directrices bien definidas. Desde abogadosbolivia.net te invitamos a hacer una pequeña revisión de estas para que puedas comparar y ubicar a los dirigentes dentro de las diferentes técnicas de liderazgo que expones en nuestros artículos.

Y tú ¿conoces a alguien que sea un líder transformacional en su despacho? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.