laissez faire

El liderazgo Laissez Faire aplicado a abogados.

En nuestra serie de artículos enfocados al liderazgo en todas sus formas, te invitamos a leer nuestro artículo sobre el liderazgo transformacional si no lo has hecho aún. Vamos a tratar en esta ocasión una forma de manejar un despacho conocida como laissez faire. Sobre el papel puede resultar extraña o contraproducente estamos seguros que has visto momentos donde se lleva a cabo de manera satisfactoria. Como abogados en caso de tener un equipo de personas bajo nuestro cargo hemos de saber discernir en qué momento hay que aplicar un estilo de liderazgo u otro y también sobre qué personas para alcanzar así el éxito.

Esta forma de dirigir a un grupo de trabajo dista mucho de las estructuras clásicas ya que se basa en gran medida en la confianza y deja mucha libertad sobre los empleados pudiendo parecer que el jefe o persona a cargo llega a desentenderse del proyecto. Esto último es lo que nunca se puede hacer por razones obvias de manera que aunque parezca que estamos distanciados tenemos que estar muy atentos a lo que sucede pero desde un segundo plano.

Vamos a ver en qué consiste y cómo se desarrolla un líder que aplique la metodología Laissez Faire.

laissez faire

Qué es el Laissez Faire

Si nos queremos poner desde una posición lo más purista posible diríamos que este método nació hace cientos de años, concretamente en el siglo XVIII de la mano de Vicent Gournay como contraposición al marco económico del momento. Estas dos palabras francesas vienen de la frase “Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même” . Traducido a la lengua de Cervantes querría decir “Dejen hacer y dejen pasar, el mundo va solo” 

Laissez faire et laissez passer, le monde va de lui même

Tan sólo con dicha frase nos percatamos que es un estilo muy liberal y lejos de los convencionalismos, probablemente incluso resulte más extraño para un abogado. No te dejes llevar por lo que es más o menos común, es importante contar con el mayor número de ases bajo nuestra manga en nuestro entorno laboral, estamos seguros que será muy importante para tí leer este artículo.

Un líder Laissez Faire se basa en gran medida en la confianza que tiene en su grupo de manera que más que un manager ocupa una posición más próxima a lo que sería un coordinador.

Esta forma de dirigir un equipo humano da gran libertad a los integrantes de él a la par que recae también mucha responsabilidad, pues se otorga más autonomía de lo normal a los trabajadores.

Ventajas del liderazgo estilo Laissez Faire

Con estas pequeñas pinceladas que hemos dado puede parecer un estilo de managing contraproducente o extraño pero no te dejes guiar por la primera impresión. Otorgar mayor autonomía y libertad a los abogados del despacho tiene también sus ventajas:

  • Mayor rapidez para abordar tareas, al no tener que estar encima constantemente de la gente obtenemos más fluidez para el desarrollo de puntos importantes de un proyecto.
  • En relación al punto anterior nosotros como miembros de la parte superior de la jerarquía del equipo ganamos más tiempo para poder emplearlo en temas más complejos y que necesiten de un mayor esfuerzo.
  • Al dar mayor libertad se fomenta también la creatividad pues los trabajadores no están sujetos a normas estrictas o pasos demasiado estáticos.
  • Las aptitudes de los trabajadores se desarrollarán a una velocidad mucho mayor al tener un aumento de peso sobre ellos en lo que a responsabilidad se refiere. Teniendo como resultado a medio plazo un equipo con mucha más experiencia que la media.

Desventajas

Toda moneda tiene su doble cara y esta ocasión no va a ser menos, el Laissez Faire también tiene una serie de desventajas que debemos tener muy en cuenta antes de aplicarlo.

  • Los roles pueden no quedar bien establecidos en el momento que se da más margen de movimiento al staff.
  • Solo debe aplicarse a un equipo que tiene una experiencia como mínimo de rango medio en su desarrollo profesional. Depositar un exceso de confianza en juristas o abogados de rango entry/pasante a juniors 1 puede ocasionar problemas dada su falta de experiencia en la profesión.
  • En caso de no contar con un equipo fuertemente unido es muy probable que termine reinando la confusión entre los miembros. Se precisa que previamente haya gran armonía entre los miembros y sentimiento de pertenencia a la firma.

Conclusión

El liderazgo Laissez Faire es un estilo de gestión de equipos muy interesante pero que no puede ser aplicado en cualquier firma de abogados. Si contamos con un grupo humano con cierta experiencia y sobre todo que gusten de tener manga ancha para operar en este caso si es sin duda una opción muy interesante que deberías barajar.

En Bolivia los abogados no suelen tener experiencia operando bajo este tipo de liderazgo por lo que deberíamos ir dando pequeñas pinceladas antes de lanzarnos al agua con todo hasta estar bien preparados. Por otro lado, si conseguimos llevar a cabo un estilo Laissez Faire es muy interesante observar cómo el crecimiento y autonomía de nuestros juristas al cargo aumentará de manera exponencial en poco tiempo como consecuencia del estilo de manejo.

¿Has probado a usar el Laissez Faire alguna vez? Cuéntanos qué experiencias has tenido con esta manera de gestionar un grupo de trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.